viernes, 3 de agosto de 2007

La Odisea - Homero


La Odisea es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuida al poeta griego Homero. Se cree que fue escrito hacia el siglo IX adC, en los asentamientos que Grecia tenía en la costa oeste del Asia Menor (actual Turquía asiática). Según otros autores, La Odisea es completada en el siglo VII adC a partir de poemas que sólo describían partes de la obra actual. Fue originalmente escrita en lo que se ha llamado dialecto homérico. Narra la vuelta a casa del héroe griego Odiseo (Ulises en latín) tras la Guerra de Troya. Odiseo tarda veinte años en regresar a la isla de Ítaca, donde poseía el título de rey, período durante el cual su hijo Telémaco y su esposa Penélope han de tolerar en su palacio a los galanes que buscan desposarla, al mismo tiempo que consumen los bienes de la familia.
La mejor arma de Odiseo es su astucia. Gracias a su inteligencia —además de la ayuda provista por Palas Atena, hija de Zéus Cronión— es capaz de escapar de los continuos problemas a los que ha de enfrentarse por designio de los dioses. Para esto, planea diversas artimañas, bien sean físicas —como pueden serlo disfraces— o con audaces y engañosos discursos de los que se vale para conseguir sus objetivos.
El poema es, junto a La Ilíada, uno de los primeros textos de la épica grecolatina y por tanto de la literatura occidental.
Bajar el libro aquí

3 comentarios:

Gabriela dijo...

Llegué a este blog gracias a un buscador. Necesitaba encontrar de manera urgente algunos capítulos de este libro y gracias a ustedes pude descargarlo en su totalidad.
¡Muy útil!

Anónimo dijo...

estuve buscando por muchos lados y no encontre otra pagina que estuviera tan bien redactado la verdad es que me sirvieron mucho los contenidos para mis tareas



melina

Edivaldo Malo dijo...

Que decir, yo pienso que la odisea de homero refleja las aspiraciones de los griegos, ya que ellos siempre envidiaban a los dioses por ser tanpoderosos, y a la vez en la obra se plasma la envidia de los dioses hacia los hobres por saber ellos hacia donde se dirijian.